NOTICIAS

Premios07 de octubre de 2009

Los baños árabes de Baza reciben el premio nacional de restauración 2009

1607732_big

El proyecto de rehabilitación, restauración y puesta en valor de los Baños Árabes de la Marzuela de Baza es obra del arquitecto granadino Francisco Ibáñez.

El proyecto de rehabilitación, restauración y puesta en valor de los Baños Árabes de la Marzuela de Baza ha conseguido el Premio de Intervención en el Patrimonio Arquitectónico Español 2009, que convoca el Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos con la participación de los Ministerios de Vivienda y Cultura.

Para el jurado (que estuvo formado por Rita Lorite Becerra, Subdirectora de Arquitectura del Ministerio de la Vivienda; Carlos Hernández Pezzi, Presidente del CSCAE; Carlos Jiménez Cuenca, Subdirector General Adjunto del Instituo del Patrimonio Histórico Español del Ministerio de Cultura; Manuel Forte Luna, Decano del COA de Extremadura; Susana Mora Alonso-Muñoyerro, Arquitecta y Carlos Vidal Sanz Ceballos, Secretario del CSCAE.) la restauración y puesta en valor de los Baños Árabes del barrio de la Marzuela de Baza, hoy barrio de Santiago, «es un riguroso trabajo realizado desde el punto de vista metodológico y de investigación arqueológica, consiguiendo una convivencia serena entre el espacio histórico y el actual, alcanzando una conjunción mágica entre la luz, el agua y la materia».

El premio, tiene como objeto poner de relieve la importancia de la protección, conservación y fomento del patrimonio como una de las grandes señas de identidad cultural de nuestro país, para lo cual reconoce, con carácter bianual, la calidad de aquellas obras realizadas en edificios o conjuntos que sean objeto de catalogación o de algún grado de protección arquitectónica, llevadas a cabo en España por arquitectos españoles o extranjeros.

A la presente edición se han presentado un total de 34 proyectos, de los que quedaron finalistas 18 edificios entre los que se encontraba el Museo del Teatro Romano de Cartagena de Rafael Moneo. En la fase final de este premio, el proyecto de Francisco Ibáñez compitió con las obras para la recuperación de las antiguas Casas Consistoriales en Badajoz (de Rodolfo Carrasco López y Jorge López Álvarez), el Museo Medina Azahara en Córdoba (de Fuensanta Nieto y Enrique Sobejano), la Rehabilitación de la Casa Diáñez en la localidad gaditana de Alcalá de los Gazules (de Francisco Reina Fernández-Trujillo) y la restauración del Castillo de Cornatel de Priaranza en El Bierzo, León (de Fernando Cobos Guerra).

La puesta en valor del monumento por parte de Francisco Ibáñez, se ha basado en cuatro aspectos sustanciales: La 'escala' del objeto en sí mismo y en relación con la trama y escena urbana; la luz, como clave de percepción de los espacios interiores; el agua, como elemento caracterizador del propio baño y sus salas como material intangible y evocado y la materialidad de la construcción medieval, caracterizada por el espesor y lo masivo de sus sistemas constructivos.

Los criterios aplicados en la restauración han sido del máximo respeto a los elementos originales, dejando algunas huellas del paso de la historia, como las tinajas de la bodega. Sólo se han incorporado elementos estructurales para garantizar la estabilidad y compresión espacial de los lugares afectados por las reformas sufridas a lo largo de quinientos años. La organización funcional permite recuperar el perdido patio del 'maslaj'. Para el acceso se diseña una puerta que provoca la entrada en recodo por el mismo lugar que la original. Esta puerta, la estructura de cubierta (forjado de 'serlio), el discreto rótulo y el diseño de los tiradores, son sutiles referencias a la arquitectura y modos decorativos árabes.

Palabras clave: rehabilitación
Imprimir Enviar
Añade tu comentario