NOTICIAS

Concursos, Arquitectura29 de mayo de 2009

César Ruiz-Larrea y Eustaquio Martínez ganadores del concurso para reformar la plaza de la Basílica de Candelaria

César Ruiz-Larrea

César Ruiz-Larrea
Ficha | Web

Los arquitectos César Luis Larrea y Eustaquio Martínez resultaron los ganadores del concurso de ideas convocado por el Cabildo para la remodelación de la plaza de la Basílica de Candelaria y su entorno.

La iniciativa ganadora propone la plaza como un lugar libre para la celebración de eventos y una iluminación referencial. El paseo de San Blas se plantea como una continuación de la plaza y dispone un museo etnográfico a mitad del recorrido como pieza de conexión entre la Basílica, el convento y San Blas.

Los arquitectos ganadores se encargarán de redactar el proyecto y, además, recibirán un premio de 12.000 euros. El segundo premio ha sido para el candelariero Juan de la Cruz Torres, al que le corresponderán 11.000 euros, mientras que el tercer galardón ha correspondido a Manuel J. Feo Ojeda, que tendrá un premio de 10.000 euros.

El jurado, compuesto por 13 personas, fue presidido por la consejera insular de Planificación, Pino de León, e integrado también por el alcalde de Candelaria, José Gumersindo Gárcía; el consejero insular de Desarrollo Económico, Comercio y Empleo, Efraín Medina; concejales del municipio; miembros del Colegio Oficial de Arquitectos de Canarias, del Colegio de Ingenieros Industriales y también dos representantes de la propia Basílica. Además, se ha contabilizado el voto popular como uno más del jurado.

El ámbito territorial de la actuación que se propone, que supondrá una inversión de más de 18 millones de euros, se extiende sobre una superficie de 46.600 metros cuadrados que abarca las tres áreas sobre las que se pretende actuar, es decir, la plaza y sus aledaños; San Blas, incluido el acceso a la cueva y a la ermita; y el barranco de Tapia.

La mejora de la plaza de la Patrona se realizará según un programa consensuado entre el Cabildo y el Ayuntamiento y se la dotará de aparcamientos subterráneos. Las bases del concurso incidían también en la recuperación el estado natural del barranco y su historia vinculada a la Virgen y en la creación de un espacio cultural integrado en la naturaleza con infraestructuras de ocio, gastronomía y talleres artesanos como oferta para los más de 2,5 millones de visitantes que anualmente recibe Candelaria.

La propuesta ganadora plantea dos itinerarios diferenciados: uno cultural y otro natural. El primero de ellos articula las piezas religiosas y profanas a lo largo de un paseo peatonal que restringe el tráfico rodado a los servicios públicos y que potencia el disfrute de todo el espacio por parte de los ciudadanos. El itinerario natural recupera la traza del barranco de Tapia y propone soluciones de regeneración medioambiental con un jardín botánico de especies endémicas canarias que enlazaría, a través de un recorrido determinado, el barrio de Santa Ana con la ladera de San Blas.

El centro religioso se articula como elemento focal generador del orden de toda la actuación en la que, además, cobra mucha importancia el aprovechamiento y la regeneración medioambiental. Asimismo, se ha tratado de "limpiar" la plaza y devolverle el carácter sacro.

Los arquitectos redactores del proyecto ganador destacaron como una de las principales particularidades del enclave que uno de los laterales de la plaza esté proyectado hacia el mar, hecho insólito en la mayoría de las grandes plazas urbanas.

Fuente: Europa Press

Ref. Ruiz-Larrea y Asociados

Publicado por Laura Acosta , 29 de mayo de 2009 13:37

País: España

Ciudad: Tenerife

Agentes: César Ruiz-Larrea, Eustaquio Martínez, Juan de la Cruz Torres, Manuel J. Feo Ojeda

Edificios: Plaza de la Basílica de Candelaria

Autoría de la imagen: Ruiz-Larrea y Asociados

Imprimir Enviar
Añade tu comentario